Aquí cambiamos de tema ¡de buenas a primeras!

Feeds RSS
Feeds RSS

jueves, 5 de mayo de 2011

Películas que mencionan otras películas



Poco imaginaban los hermanos Lumière que su invento iba a convertirse en la industria que es hoy en día. El cine forma parte de nuestras vidas y llega tan lejos nuestra afición que en ocasiones queremos creer que nosotros formamos parte del cine, que nuestra vida podría ser un guión de cine, que en cualquier momento podría ocurrirnos alguna de las cosas que pasan en nuestras películas preferidas, hasta tenemos nuestras canciones que forman parte de la banda sonora de nuestras vidas.

El cine es una ilusión de realidad. Es un pacto entre el espectador  y los creadores. Convenimos que vamos a creer en ese mundo que nos presentan, en un espacio ficticio, en un tiempo ajeno al real (una película que dure 90 minutos puede narrar una historia de 100 años, aceptamos voluntariamente esa alteración del tiempo).

El cine puede rendirse homenaje a sí mismo, puede tratar de su propio proceso de creación y puede hablar directamente de otras películas. Esto último suele suceder en la comedia romántica, aunque no es ajeno a otros géneros.

Recuerdo ahora cuatro ejemplos de cine romántico donde se habla explícitamente de otras películas:

·        “Algo para Recordar”: en este film la protagonista visiona el clásico “Tu y Yo” y se comenta la preferencia que las mujeres sienten hacia esa película, hecho que se convierte en un motivo más de discrepancia de género.

·        “Tienes un e-mail”: aquí, además de las continuas referencias a la literatura propias del argumento del film, se cita “El Padrino” como obra maestra del cine y chiste fácil del protagonista.

·        “Bajo el Sol de la Toscana”: donde se añora “La Dolce Vita” en una de sus escenas más memorables.

“Solo tú”: la noche en la que surge el amor entre los protagonistas estos interpretan directamente uno de los diálogos más importantes de “Vacaciones en Roma”.

Mencionar clásicos del cine puede parecer algo natural e incluso acertado en los diálogos de una película, pero, en realidad, los guionistas están asumiendo un riesgo importante. No es bueno recordar al espectador la que, probablemente, sea una de sus películas favoritas, porque entonces las comparaciones son inevitables… y casi nunca la película actual supera a la que se menciona.

¿Alguien recuerda más ejemplos?

8 comentarios:

Sara dijo...

Siento no tener ningún ejemplo en este preciso instante, MJ, y eso que "pacto" a menudo con los "creadores".

Me ha encantado esta entrada, pero, el primer párrafo, me ha dado mucho que pensar, pues me da la impresión de que hemos traspasado la barrera, y, en muchos casos, ya no pensamos que nuestra vida podría ser un guión de cine (lo cual es bastante romántico), sino que lo es realmente (lo que, a mi entender, es un síntoma inequívoco de la neurosis que caracteriza a nuestro tiempo).

Un saludito.

Ángeles dijo...

Yo ahora me acuerdo de ‘Rebobine, por favor’, una peli loca-loca sobre la afición al cine (los protas tienen un videoclub); es una continua referencia a otras pelis, desde clasicazos como Nosferatu y Ciudadano Kane hasta pequeñas tonterías como Serpientes en al avión.
Ya te digo, las referencias son constantes, tanto visuales como de palabra.
Se me viene a la memoria también Shrek,donde también hay montones de referencias a otras pelis, como Jurasic Park,, West Side Store, Star Trek… Y a su vez, Shrek aparece referida en otras pelis o series, como Los Simpson. Bueno, es que los Simpson es otro filón de referencias y citas, de pelis y de otras series.

Lo bueno de esto (o lo malo, según se mire), es que viendo esas películas en las que se cita a otras, te dan ganas de verlas todas…

Ángeles dijo...

Se me olvidaba decir que este tema me parece muy interesante y divertido. Buena entrada.

Anónimo dijo...

Muy interesante el tema que tratas y tienes razón de que hablar de películas anteriores dentro de la película no es recurso recomendable. Alessandro

Eva dijo...

Yo he sido la primera en leer la entrada (ventajas de ser la hermana de la bloguera ;-))
Me acabo de acordar de la peli "Play It Again, Sam " de Woody Allen, en la que el protagonista está realmente obsesionado con Casablanca, hasta tal punto, que tiene conversaciones imaginarias con Humphrey Bogart y le pide consejos amorosos.
Me ha encantado la entrada :-)
Saludos a tod@s los seguidores.

MJ dijo...

Sí, Sara. Estoy de acuerdo contigo. Por cierto, me has hecho reír con lo de que "pactas" a menudo con los "creadores" ;-) Gracias.

Ángeles, me apunto "Rebobine, por favor". Desde luego, los Simpson son un filón, yo diría que se nutren del cine y la televisión.

Alessandro, gracias por tu interés.

Eva, muy interesante lo que comentas de "Play It Again, Sam". Tomaré nota.

Natalia dijo...

Me gusta el tema M.J. Es cierto que no sólo se da en el cine, en la música también hay canciones que nombran y/o interpretan partes de otras canciones. En ambos casos las referencias son hacia obras clásicas y las comparaciones no siempre ayudan estoy de acuerdo. Pero a veces son un buén complemento como en el ejemplo que pones con sobre vacaciones en Roma y Sólo tú. La escena de la "Bocca della Verità" resulta igual de adorable en las dos.

MJ dijo...

Natalia, me alegro que también te guste esa escena tan preciosa de la Bocca della Veritá :-)

Publicar un comentario

Muchas gracias por leer este blog. Deja tu comentario, por favor :-)