Aquí cambiamos de tema ¡de buenas a primeras!

Feeds RSS
Feeds RSS

sábado, 30 de marzo de 2013

Cuentos de Hadas: cine y televisión.



Cuentos de hadas ha habido siempre en el cine y en la televisión, sirva como ejemplo películas tan interesantes como La Princesa Prometida  (Rob Reiner, 1987) o Willow  (Ron Howard, 1988). Pero las adaptaciones de los clásicos, de esos que nos contaban antes de irnos a dormir, de esos deliciosos cuentos de Hans Christian Andersen, de los hermanos Grimm o de Charles Perrault, de esos hemos estado mucho tiempo sin ver fuera de la categoría de animación.

Durante décadas Disney ha tenido el monopolio de los cuentos de hadas clásicos en la gran pantalla y sigue produciendo historias maravillosas. Pero más allá de Disney solo encontramos algún que otro filme dedicado a esta temática, como La Bella y la Bestia (Jean Cocteau, 1948) en la primera mitad del siglo XX.

La historia que más se repite es la de Cenicienta, tantas veces revisada y adaptada en la comedia romántica, en el humor de El Ceniciento (Frank Tashlin, 1960); en el musical de La  Zapatilla de Cristal (Charles Walters, 1955) o La Nueva Cenicienta (George Sherman, 1964); con pretensiones históricas en la deliciosa Por Siempre Jamás (Andy Tennan, 1998) o arrancando toda crudeza a los bajos fondos en Pretty Woman (Garry Marshall, 1990). Pinocho ha inspirado una serie de películas con marcada visión futurista como Inteligencia Artificial (Steven Spielberg, 2001)  o E.V.A.  (Kike Maíllo, 2011). Y Peter Pan se nos hizo mayor en  Hook (Steven Spielberg, 1991). Unas pocas películas en medio siglo. Pero ¿a qué se debe que, en tres o cuatro años, se hayan producido tantas adaptaciones de cuentos clásicos? ¿Será añoranza de estas historias, necesidad de actualizarlas, filón económico, crisis de ideas originales?

Diferentes adaptaciones e interpretaciones del clásico "La Cenicienta".

Hace poco la gran pantalla se pobló de criaturas fantásticas que habían aparecido en las pesadillas del cine mudo y que han seguido en los sueños de millones de adolescentes de todo el mundo, esos vampiros brillantes de la saga Crepúsculo son un exitoso  ejemplo. Las grandes novelas nos prestaron a elfos, hobbits y demás habitantes de la Tierra Media, la magia nos regaló la historia de Harry Potter, y conocimos un largo invierno sin navidad en Las Crónicas de Narnia. Pero los cuentos de hadas clásicos parecen haber tomado protagonismo de nuevo y una remesa de adaptaciones se ha asomado a los cines y a la televisión. Después de haber conocido a los escritores en El Secreto de los Hermanos Grimm (Terry Gilliam, 2005),  y a James Barrie en Descubriendo Nunca Jamás (Marc Forster, 2004) nos encontramos a una bella Caperucita Roja (Catherine Hardwicke, 2011), a Alicia en el País de las Maravillas (Tim Burton, 2010) con un especial sombrerero loco, a Jack, el Caza Gigantes (Bryan Singer, 2013), a los hermanos Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas (Tommy Wirkola, 2013), y visitamos Oz, un mundo de fantasía (Sam Raimi, 2013) antes de que llegara Dorothy.

La versión más reciente de "Alicia en el País de las Maravillas".

Si comentábamos arriba que Cenicienta ha tenido mil y una adaptaciones, ahora está siendo desbancada por Blancanieves. Lejos ya de la niñita inocente y tímida dibujada por Disney, se arma de valor en Mirror, mirror (Tarsem Singh, 2012), tiene su toque de terror en Blancanieves y la Leyenda del Cazador (Rupert Sandrers, 2012) o incluso un arte torero en Blancanieves (Pablo Berger, 2012).

En el año 2012 se estrenaron en la gran pantalla tres" Blancanieves" muy diferentes. 

En los años 80 disfrutamos en televisión de Los Cuentos de las Estrellas una serie que reunía a importantes actores interpretando a personajes tan emblemáticos como Cenicienta, La Bella Durmiente o La reina de las Nieves.
En la actualidad la televisión también nos sumerge en este tipo de historias,  como ocurre en Grimm serie policiaca donde reaparecen los personajes de los cuentos de hadas.

"Los cuentos de las estrellas" o "El teatro de los cuentos de hadas" son los titulos por los que fue conocida esta serie de los años 80, producida por Shelley Duvall y protagonizada por actores de renombre. 

Lugar aparte merece la exitosa serie Érase una vez donde Blancanieves y todos los personajes de los cuentos de hadas sufren una maldición que los traslada a los tiempos actuales, en el nada idílico pueblecito de Storybrook.

Me dejo muchas en el tintero, pero sirva de ejemplo estas que menciono para reivindicar la buena salud de los cuentos de hadas clásicos y su protagonismo en la ficción actual.  

"Érase una vez"


8 comentarios:

Ángeles dijo...

Qué buen repaso.
Yo no puedo ocultar mi debilidad por Peter Pan como personaje-símbolo, por Descubriendo Nunca Jamás como peli, y por el sombrerero loco de Tim Burton como versión de personaje.
Como ves, con Peter Pan y Johnny Deep me conformo ;-)

Ángeles dijo...

Quiero decir Johnny Depp. Es que me pongo nerviosa...

Paco Granados dijo...

Muy buen artículo, si... pero (había un pero, jejejeje), se te ha olvidado mencionar una de las que más me gusta Stardust, donde nuestro querido Robert De Niro hace un papel un tanto... hay que ver la película para saber de que hablo, jejejeje.

Paco Granados.
www.elblogdepacog.blogspot.com.es

MJ dijo...

Sí, Ángeles, ya sabía que tú con Johnny Deep te conformas ;-) ¿Quién no? Me alegro que te haya parecido un buen repaso. Es lo que pretendía. Gracias.

MJ dijo...

Paco, me alegra que me hayas dejado un comentario. Sí, ya sabía que se me escapaba alguna. Gracias por el aporte.

Anónimo dijo...

BLANCANIEVES ES MI PRINCESA FAVORITA!

Anónimo dijo...

YO CONOZCO ESTAS BLANCANIEVES Y ESTAS MALVADAS MADRASTRAS DE BLANCANIEVES:
KRISTEN STEWART Y CHARLIZE THERON(2012).
LILY COLLINS Y JULIA ROBERTS(2012).
ELIZABETH MCGOVERN Y VANESSA REDGRAVE(1984).
KRISTIN KREUK Y MIRANDA RICHARDSON(2001).
TARYN DAVIS,MONICA KEENA Y SIGOURNEY WEAVER(1997).
SARAH PATTERSON,NICOLA STAPLETON Y DIANA RIGG(1987).
DISNEY(1937).
JETLAG PRODUCTIONS Y GOODTIMES ENTERTAINMENT(1995).

MJ dijo...

Pues tienes toda la razón, Anónimo, me faltaban "algunas" Blancanieves. ¡Cómo olvidar "Blancanieves: un cuento de terror (1997)"! Daba miedo, di que sí.
Vista ahora es un claro precedente de las del 2012...
Muchas gracias por tu aportación.

Publicar un comentario

Muchas gracias por leer este blog. Deja tu comentario, por favor :-)