Aquí cambiamos de tema ¡de buenas a primeras!

Feeds RSS
Feeds RSS

jueves, 24 de enero de 2013

De Edad Media en Edad Media



Existe entre la Edad Antigua y la Edad Moderna un periodo de más de mil años que conocemos como Edad Media. Este nombre, con claro carácter peyorativo, se impuso como consecuencia de la necesidad de delimitar ese largo periodo de tiempo que tuvo lugar entre la civilización grecolatina y el Renacimiento. Precisamente, la caída del Imperio romano de Occidente marca el inicio de esta época y, el Renacimiento de esta misma cultura, el final de la Edad Media, siempre fechada en la caída del Imperio bizantino o en el descubrimiento de América.

Nadie se acostó en la Edad Media y se levantó en la Moderna. Fue la idea de que, poco a poco, algo estaba cambiando, la que hizo preguntarse a los hombres “modernos” qué había ocurrido entre la decadencia de la cultura grecolatina y la llegada de la nueva época que ellos vivían marcada con el Renacimiento. ¿Qué había en medio? ¡La Edad Media! La oscura Edad Media, un tiempo de barbarie, de guerras sin fin, ignorancia, supersticiones y decadencia. Mil años para el olvido, que no merecían ni un nombre propio, solo “lo que estaba en medio”. Ignorando las mejoras en la navegación, la creación de las universidades, la invención del álgebra, de los molinos de vientos, de la lupa, las gafas, el reloj mecánico o la utilización de las puertas de esclusa para los canales, lo consideraron un tiempo oscuro y de retroceso.

Castillo de Olite, Navarra.

Tuvo que llegar el siglo XIX para que los hombres se replantearan esta visión sesgada y falsa. Mil años son muchos años para que no se haya hecho nada bueno… Con el Romanticismo nació el interés en la Edad Media, precisamente el periodo en el que se gestaron los países europeos y la identidad nacional. El arte de esa época resurgió con fuerza. Los románticos, siempre atraídos por las ruinas, tuvieron su fuente de inspiración en la arquitectura gótica, esas altas y maravillosas catedrales de las que se decía que una grieta podía hacerlas caer como un castillo de naipes… Curiosamente, las guerras mundiales desmintieron el mito.

Catedral de Burgos.

En esa época se popularizó el concepto de Edad Media fantástica, retomando las viejas historias de gnomos, hadas y brujas, revalorizando los cuentos y curioseando entre los bestiarios.

Ambos conceptos conviven hoy en día. Dos “Edades Medias” opuestas, ambas “inventadas”, que no hacen justicia a lo que realmente pasó en esos mil años. Pero, puestos a elegir, yo me quedo con “La Edad Media Fantástica” de Jurgis Baltrusaitis y  “La Vida Cotidiana de los Caballeros de la Tabla Redonda” de Michel Pastoureau, dos libros recomendables y siempre interesantes.


5 comentarios:

Sonambulo dijo...

Sin ninguna duda...me quedo con la edad media fantástica de criaturas mágicas y bestias imposibles! Sin la edad media no existirán los dragones que atacaban princesas!

Ángeles dijo...

Yo siempre consideré la Edad Media como una época oscura y terrible. Después, con el tiempo, estudiando más y comprendiendo mejor, vi que aparte del oscurantismo también había muchas luces maravillosas.
Como tú dices, es imposible que en mil años no se hubiera hecho nada bueno.
Muy interesante.

Anónimo dijo...

Sin duda querida compi la Edad Media fue una época interesante pero muy triste, la poblacion muy analfabeta, pasando penurias y la iglesia con el poder absoluto, me gusta mas la Edad Media Fantástica y... ¿ si vivieras en la edad media fantastica como seria tu vida ?

yo personalmente seria hombre, conquistador y caballero legendario porque las mujeres siempre llevamos la de perder y mas en esa epoca , impartiendo el bien a capa y espada con mi gran compañero un dragon ... jajajaj la imaginacion es ilimitada jajaja
Besos tu compi charo.

RAFA dijo...

Excelente relato, me encanta la Edad Media fantástica de dragones, caballeros, ogros y princesas.
Por desgracia la Edad Media real ha quedado oscurecida por muchos inventos que hicieran y sólo se piensa en brujas o cosas por el estilo, cuando se habla de esa época.

MJ dijo...

Comparto tu opinión, Sonámbulo. Gracias por tu comentario.

Gracias por tus comentarios, Ángeles.

Pues sí, Charo, yo también hubiese sido hombre, aunque la vida era muy difícil para todos, ellos lo tenían un poquito menos complicado.

Todavía mucha gente cree en la Edad Media oscura, Rafa, pero todos preferimos la fantástica.

Publicar un comentario

Muchas gracias por leer este blog. Deja tu comentario, por favor :-)