Aquí cambiamos de tema ¡de buenas a primeras!

Feeds RSS
Feeds RSS

miércoles, 10 de agosto de 2011

Imprescindible inglés.



De todos es sabido que  hoy en día el inglés es imprescindible en cualquier lugar, ya sea si viajas o si te quedas en casa. Quizá para los que nos quedamos en casa sea más llevadero no manejar con soltura el idioma de Shakespeare, pero nos arriesgamos a que fulanito o menganito nos mire mal o, cosa más grave, nos rechacen en una entrevista de trabajo.

Sí, para cualquier trabajo es obligado un cierto nivel de inglés y si no que se lo digan al aguador moderno, eso señor que va con su nevera caminando playa arriba, playa abajo, pregonando sus bebidas frescas para los bañistas que no han tenido la precaución de meter un par de botellines de agua en su bolsa. “Agua, Coca-Cola, cerveza” grita animadamente mientras deja la nevera un momento en la arena, luego la toma por el asa y pregona: “Guater”, Cola, “Bir”, “trinking, trinking”. Y todo el mundo lo entiende perfectamente.

Hace unos días hice un pequeño viaje. Ignorante de mí, no iba preparada para toparme con los idiomas. Empezamos por los letreritos y terminamos por las dependientes de las tiendas. Muchas marcas de ropa, mucho glamour y mucho inglés. No había quien se entendiera. Normalmente cuando estás de viaje y te topas con un español hay una complicidad innata, un gesto de simpatía, pero en este caso, aunque me encontré con más de un compatriota, no tuve ese consuelo.

Los yates estaban atracados en el puerto, los descapotables aparcados al borde de la  carretera y la acera repleta de restaurantes lujosos. Los había italianos, ingleses, tailandeses, hindúes, japoneses… Para todos los gustos.
Caminaba yo tranquilamente por una de estas calles,  con un sol abrasador sobre mi cabeza, cuando una muchacha con aspecto nórdico me habló en inglés. Entre mis limitaciones y su acento no entendí gran cosa, aunque al vuelo me di cuenta que me estaba “invitando” a entrar al restaurante que representaba. Como estaba junto a varios de ellos, le pregunté, en castellano, a cual se refería. La muchacha me miró sorprendida y con cara de no entender una sola palabra de lo que le decía. Evidentemente, ella no manejaba el idioma de Cervantes. Se dio media vuelta y se “lanzó” sobre otro posible comensal, siempre hablando en inglés. 

Esto no tendría mayor importancia, si no fuera por el país al que había “viajado”. ¡Ah! Creo que no lo he dicho. Mi pequeño viaje fue a Puerto Banús (Marbella).
  

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantan como cuentas las cosas :-) Yo estaba allí, jajaja.
Besitos para ti y tus lectoras.

CARMEN dijo...

aaaayyyyy, cuanta verdad en tus palabras!!! y cuantísimo me "encorajina" lo poco que se respeta a nuestro Castellano

Anónimo dijo...

Esa experiencia me suena, jejejejeeje. En concreto fue en Benalmadena... en el puerto deportivo que tienen alli.
Y, como dice Carmensita (;-P), si alguno de nosotros se va a algun "tranquilo" barrio breton, seguro seguro que nos atienden en espa... ingles.
En fins.

Sara dijo...

Es evidente: si no hablas inglés en según qué medios, no existes. Por eso, cuando yo sea rica y famosa (jajaja), no claudicaré: Impondré el CASTELLANO como lengua-medio (por lo menos para entenderse conmigo).

Un saludo.

Ángeles dijo...

Pero así es la cosa, el inglés es la lengua franca del mundo hoy día. Como antes lo fue el francés y antes el latín. Está claro que siempre tiene que haber alguna.
La diferencia, claro, es que hoy se viaja más, hay más comunicación, más relaciones internacionales, y somos más conscientes de la cuestión.
Pero vamos, que según algunos, aprender inglés es cosa de dos o tres meses, así que no problem ;-)

PD: me ha encantado lo del vendedor de guater y trinking :-)

MJ dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Gracias a mi "anónima" favorita que estaba conmigo y lo vivió en carne propia. Gracias a mi otro "anónimo" que siempre coincide con su Carmencita y Carmencita porque a mí también me "encorajina". Sara, no desistas, yo te apoyo, cuando las dos seamos ricas potenciaremos el uso del castellano. Ángeles gracias por tus comentarios, siempre estás ahí pendiente (sabía que te gustaría lo del "trinking", yo me quedé de piedra?.

Publicar un comentario

Muchas gracias por leer este blog. Deja tu comentario, por favor :-)