Aquí cambiamos de tema ¡de buenas a primeras!

Feeds RSS
Feeds RSS

martes, 27 de diciembre de 2016

La Navidad y Charles Dickens


En Navidad todo se engalana con luces de colores, grandes árboles, belenes, se escuchan villancicos e incluso se simula la nieve blanca de las antiguas postales. Compramos dulces especiales y preparamos cenas de lujo con familiares o amigos. Pero sobre todo, esperamos que el espíritu navideño de paz, amor y felicidad llegue hasta nosotros en un tiempo mágico donde todo es posible.

http://trucoslondres.com/hacer-navidad-londres/
Mercadillo de Navidad. Londres, en la actualidad.

Pero la Navidad no siempre fue así, o por lo menos en muchos países no lo fue.

En la Inglaterra del siglo XVII la Navidad estaba fuertemente vinculada a la tradición católica que los puritanos rechazaban. El 3 de junio de 1647 se proclama un edicto donde Cromwell prohíbe expresamente la celebración de la Natividad, ya que estaba ligada a la corona católica del derrocado Carlos I Estuardo. En 1660 con la llegada al trono de Carlos II se restaura la fiesta. Pero la influencia de la Iglesia Presbiteriana Escocesa hace que la Navidad pierda devotos. Este rechazo se importó a América, sobre todo a Nueva Inglaterra, y en Boston llegó a declararse ilegal la celebración de la Navidad desde 1659 hasta 1681. Tras la independencia de los Estados Unidos, la Navidad se asocia a la metrópoli opresora y pierde importancia en los Estados donde aún se celebraba.

Gran Bretaña seguía siendo a principios del siglo XIX el Imperio más extenso del mundo y el que imponía las modas, pero entre ellas no estaba la Navidad. De hecho, habrá que esperar hasta 1870 para que sea considerado día festivo.

A finales del siglo XVIII y principios del XIX la población rural había emigrado masivamente a las ciudades para aprovechar el trabajo que la Revolución Industrial les prometía. Pero en las ciudades la vida era cada día más difícil. Las condiciones de trabajo eran tan malas y las jornadas laborales eran tan largas, que estos inmigrantes no tenían ni tiempo ni ganas para seguir con sus antiguas y rurales celebraciones navideñas que, sin duda, se veían como algo extraño en la urbe. Los conflictos sociales estaban a la orden del día. Se vivían tiempos de hacinamiento en condiciones de insalubridad, injusticias, miseria y marginación. Lo que derivó en  el nacimiento de nuevas ideologías, movimientos obreros e intelectuales.

Cuando la Navidad parecía a punto de extinguirse surgieron algunas personas que aún echaban de menos las antiguas celebraciones. En 1808 Sir Walter Scott y en 1820 Washington Irving se quejaban de la desaparición de las fiestas rurales. Precisamente, este último publica en Estados Unidos El libro de apuntes de Geoffrey Crayon y Old Christmas obras que hablan de la Navidad de forma nostálgica y abonan el terreno para su resurgimiento. Hay autores que consideran a Washington Irving el padre de la Navidad sentimental en Estados Unidos, a él se debe la introducción de San Nicolás y del muérdago como símbolos navideños en el país.

La nostalgia de las antiguas navidades comienza a tomar forma con la publicación de tres importantes obras como Some ancient Christmas Carols de Davies Gilbert (1822), Selección de villancicos navideños, antiguos y modernos de Willian Sandy (1833) y El libro de Navidad de Thomas K. Hervey (1837).

Y fue en el siglo XIX cuando comenzó a redescubrirse la Navidad. Se recuperaron tradiciones populares como las comidas familiares, los villancicos, el intercambio de regalos, el uso del acebo, del muérdago y la corona de Navidad como adornos de estas fiestas. Pero también se incorporaron nuevas costumbres.

http://ladymarloleon.blogspot.com.es/2014/12/el-traje-de-papa-neel.htmlLa cena tradicional inglesa compuesta de ganso, se reemplaza por la importación americana del pavo como comida principal de Navidad (aunque pocos pueden permitírselo). La reina Victoria lo introduce en su cena.

De Alemania se incorpora el personaje de Santa Claus, vestido de verde, que pronto apareció en la literatura norteamericana vestido de rojo y en su trineo tirado por renos en Una visita de San Nicolás de Clement C. Moore. En el siglo XX ya se impone la visión de Santa Claus vestido de rojo y blanco creada por Haddon Sundblom para Coca-Cola.


En 1840 el príncipe Alberto (que se había casado con la reina Victoria ese mismo año), introduce en Inglaterra la vieja costumbre alemana (muy seguida en otros países europeos) de poner el árbol de Navidad y decorarlo con velas y pequeños adornos de azúcar.

https://espaciohogar.com/arbol-navidad-decoracion-fotos/

En 1843 Sir Henry Coole envía la primera tarjeta navideña, pero no se ponen de moda hasta 1880.

1843 marca un hito en la reinvención de la Navidad, pues es el año en el que Charles Dickens publica Cuento de Navidad (A Christmas Carol), obra responsable de la imagen que tenemos de esas fiestas.

En la Inglaterra victoriana, muchos fueron los que intentaron revivir las fiestas, pero es Dickens quien se convierte en la persona que redescubre la gran festividad cristiana, quien recupera las tradiciones, quien reinventa la Navidad como tiempo de reencuentro, reconciliación y generosidad, dándole el espíritu de paz, amor y felicidad que tiene hoy en día. Suyo es pues el llamado espíritu navideño, suya es la imagen de las navidades blancas (en su infancia vivió ocho inviernos nevados seguidos, cosa poco frecuente en épocas posteriores) y suya es la idea de que en Navidad algo maravilloso puede suceder.

Muy cercano y muy querido para nuestros corazones es el espíritu de la Navidad, que es ¡la esencia de la servicialidad activa, la perseverancia, el alegre cumplimiento del deber, la amabilidad y la paciencia! Charles Dickens, What Christmas Is As We Grow Older, 1851.

Su primera infancia fue feliz. Su padre, John Dickens, desde edad muy temprana celebraba todos los años la Navidad junto a la familia. Eran unos días de reuniones, de jugar a la gallinita ciega, a las cartas, de hacer trucos de magia, danzas, bromas y ponches.

https://en.wikipedia.org/wiki/Charles_Dickens
Charles Dickens en 1842.
Pero eso cambió cuando la mayor parte de la familia se vio obligada a vivir en la prisión de Marshalsea al ser su padre encarcelado por deudas. En esa época conoció la miseria, la desigualdad y la explotación en una fábrica de betún. En sus escritos denunció las injusticias, simpatizó con los pobres y condenó el capitalismo industrial. Perteneció a la escuela realista y en su obra destaca la crítica social. Sus novelas se publicaban por capítulos o folletines, como era costumbre en la época. Cada entrega se vendía a bajo precio o se regalaba con el periódico, lo que aumentó el éxito de los escritores de aquel tiempo.

Escribió Cuento de Navidad en solo seis semanas, ya que tenía que salir a la venta antes de que comenzara la campaña navideña, se imprimió rápidamente y llegó a las librerías el 17 de diciembre de 1843. En menos de una semana se vendieron los seis mil ejemplares de la primera edición. Dickens invirtió mucho en este libro pero recibió tan solo 230 libras de la época. 

La obra cuenta la historia de Scrooge, un viejo rico, avaro y egoísta que el día de Nochebuena recibe la visita del espectro de su antiguo socio, Marley, que ha sido condenado a vagar eternamente. Marley le advierte que él lleva el mismo camino pero que tiene la oportunidad de redimirse con la visita de tres espíritus: el Fantasma de las Navidades Pasadas, el Fantasma de las Navidades Presentes y el Fantasma de las Navidades Futuras. Scrooge despierta la mañana de Navidad y recupera la generosidad y la alegría que había perdido.

https://www.papelenblanco.com/relatos/un-cuento-de-navidad-de-charles-dickens

El éxito de Cuento de Navidad fue tal que la misma reina Victoria le pidió a Dickens que se lo leyera personalmente. La reina decidió entonces hacer de la Navidad un acto social e intentar que el ejemplo cundiera entre la población. Puso su Árbol de Navidad y lo rodeó de regalos, invitó a la familia a una cena que consistía en pollo, pavo, carne de vaca y cisne real. De postre tomaron unas galletas envueltas en papel de colores con poemas y notas de amor idea del fabricante Tom Smith.

Dickens escribió otros cuatro libros navideños más Las campanadas, El grillo del hogar, La batalla de la vida y El hechizado y muchos ensayos sobre estas fiestas. Cada año terminaba con la escritura de su historia navideña o con un relato que publicaba en su revista semanal Palabras de andar por casa (Household Words) o en su sucesora Durante todo el año (All the Year Round). Sus revistas sacaron números extras para Navidad. Y, aunque tuvieron gran éxito de público, fue Cuento de Navidad el que preservó las celebraciones inglesas tradicionales, creó la imagen que tenemos de esas fiestas  y vinculó a su autor a la Navidad para siempre.

Cuento de Navidad nunca perdió su popularidad, siguió editándose año tras año como lectura obligada en estas fechas y ha sido adaptado en numerosas ocasiones al cine, al teatro y a la televisión.

https://en.wikipedia.org/wiki/Charles_Dickens
"El sueño de Dickens" de Robert William Buss

Pese a estos éxitos, no todas las ideas que Dickens tenía sobre la Navidad se hicieron populares. Él concebía estas fechas propicias para contar historias de fantasmas y de duendes, para recordar nuestros fracasos, rupturas y proyectos abandonados. Para él la muerte formaba parte de estas fiestas en las que debe recordarse a los que faltan más que cualquier otro día. El año que perdió a su padre, a su hija Dora, a su hermana y a su sobrino escribió What Christmas Is As We Grow Older, donde insiste en esta idea. 

De lo que no cabe duda es que Dickens amaba la Navidad, le gustaba celebrarla junto a su familia, preparar una buena cena, bailar y cantar villancicos. Uno de sus hijos escribió que para su padre la Navidad

Era un tiempo magnífico, una época realmente alegre, y mi padre siempre estaba del mejor humor, siendo un espléndido anfitrión, exultante y risueño como un muchacho que ponía su corazón y su alma en todo lo que estaba ocurriendo… Y, ¡luego el baile! ¡No había quien le parara!


https://fondosdepantallaymuchomas.wordpress.com/category/postales-de-paisajes-de-navidad/page/2/

8 comentarios:

Ángeles dijo...


Qué interesante y qué bonito todo esto :)

¿Sabías que Dickens tenía una voz y una dicción particularmente bonitas, y que era un gusto oírlo hablar? Cuando hacía lecturas públicas de sus obras eran un éxito. Y la hija de Lord Byron, cuando estaba muy enferma, lo mandaba llamar, él iba y le hablaba con esa voz suya, y ella decía que le aliviaba el dolor y la relajaba.
Un hombre extraordinario, desde luego.

Encarna Lorenzo dijo...

Me ha gustado mucho la entrada. Enhorabuena a la autora.

Sara dijo...

Preciosa y entrañable entrada. Es verdad, qué bonito, pero qué bonito está todo por Navidad. ¡Cuánto me alegro de que no se haya perdido! Porque yo, como Dickens, estoy exultante en Navidades.

¡¡¡Feliz año nuevo, MJ!!!

Marife dijo...

Interesante sobre todo la historia de dickens...Genial saber de donde provienen nuestras costumbres.

MJ dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Ángeles. Sí, sabía que Dickens hacía lecturas públicas y que la gente se quedaba tan admirada que se multiplicaron sus intervenciones y tuvo que hacer versiones resumidas de su "Cuento de Navidad". Incluso llegué a leer que las lecturas públicas eran tantas, tan largas y que ponía tanta emoción y tanto esfuerzo en ellas que precipitaron su muerte. Espero que no sea cierto. Pero lo de la hija de Lord Byron no lo sabía. Gracias por el aporte.

MJ dijo...

Muchísimas gracias, Encarna :-)

MJ dijo...

Me alegra mucho que te haya gustado la entrada, Sara. Muy navideña, como corresponde a diciembre. Besos.

MJ dijo...

Me sorprendió que en muchos escritos calificasen a Dickens como el padre de la Navidad por eso me animé a investigar sobre el tema y a escribir la entrada. Gracias por tu comentario, Marife.

Publicar un comentario

Muchas gracias por leer este blog. Deja tu comentario, por favor :-)